KLN Think and Do Tank

Think and Do Tank...un espacio de trabajo concebido como un tanque de pensamientos para la innovación social. Combinamos investigación y acción sobre proyectos de educación, incidencia y adaptación al cambio climático en América Latina. Nos inspira el MANIFIESTO DEL SENTIDO COMÚN, que KLN suscribe y que invita a conocer aquí. KLN es una red latinoamericana compuesta por 873 personas, la mayor parte de ellas menores de 35 años, que han creído posible generar un impacto positivo en el mundo mediante proyectos colaborativos de redes y de personas unidas por una visión común: la necesidad de construir una nueva sociedad, libre de emisiones de carbono.

.

Para detener la crisis global que hoy se cierne sobre la sociedad, y que podrá desarrollarse plenamente entre 2020 y 2050, invitamos a trabajar de manera creativa, innovando procesos productivos y estilos de vida, reduciendo nuestra dependencia de la electricidad y los sistemas individuales de transportes. Cambiando la vida para salvar la vida, que es quien está amenazada. Invitamos a la Generación del cambio climático —a quienes hoy tienen treinta años o menos— a innovar, para ir imaginando y construyendo la sociedad sostenible, sin carbono, con más vida, más arte, más ciencia y más cultura. Los invitamos a pensar, a organizarse y a reclamar colectivamente por el derecho que les asiste de una vida digna y segura; por el derecho de construir y legar para sus hijos, sus nietos y los nietos de sus nietos, un territorio viable. Debido al aumento de la temperatura promedio de la Tierra y de los efectos colaterales del fenómeno climático se afectará la esfera de la vida: la biosfera, y también la esfera del conocimiento: la noosfera. href="http://api.ning.com:80/files/dzJVcnA3Xm1ETKjvXHFBNDgXJuCsiMm4vXEJoGwAzPvJUfJUnNAQvGxWuOTCt19CEopUeR0Erm164mkn4DX165ocEj0yGDfM/ARTICO.jpg" target="_self"> La crisis global es ya una amenaza contra la civilización y la cultura humanas. La civilización en su conjunto se preguntará, quizás por primera vez en toda su historia, sobre aquellas convicciones y creencias que guiaron su camino hacia el progreso. Nos preguntaremos si ese era el camino correcto que podría conducirnos al disfrute de una felicidad colectiva. Al acabar el primer período de cumplimiento del Protocolo de Kyoto, en diciembre del 2012, la humanidad constató que la solución de la crisis climática es cada vez más incierta, debido a que los convenios internacionales que funcionan en el marco del Sistema de las Naciones Unidas, fracasaron como instrumentos orientados a frenar el avance del problema. Y también como herramientas de acción y movilización colectivas. Como consecuencia de la inacción de los líderes del mundo —aquellos que firmaron el Protocolo de Kyoto en 1997 y los que luego lo ratificaron o se salieron de él como Estados Unidos— hemos condenado a las nuevas generaciones a tener que convivir con un problema que pudo haberse resuelto, o por lo menos mitigado, si desde la década de los años ochentas, cuando se conocieron las primeras certezas científicas sobre su gravedad, se hubieran tomado las acciones requeridas. Ya es muy tarde, y en virtud del ‘no regrets’ sabemos que no será posible remover de la atmósfera las toneladas de dióxido de carbono que hoy interactúan con los rayos del sol para calentar progresivamente nuestro Planeta. Solo nos resulta posible la adaptación. Y el diseño gradual de un nuevo mundo. He aquí el desafío mayor de la Generación del cambio climático. Y he aquí la apuesta de KLN y sus aliados. Creemos firmemente que los únicos seres humanos de nuestro tiempo que tienen la capacidad de reaccionar son aquellos que hoy están siendo formados en las universidades, y que por haber nacido casi al final del siglo XX, pertenecen a lo que en KLN llamamos ‘la generación del cambio climático’. A ellos les tocó en suerte formarse en este periodo histórico singular, en el cual está amenazada la vida, hoy son jóvenes aún, pero tendrán el control del mundo a partir del 2020, o un poco antes. Hasta 2050, o un poco después. A ellos está dirigida la invitación a sumarse a los proyectos de KLN. La gravedad de esta crisis global nos obliga, como civilización y como cultura, al emprendimiento de una estrategia colectiva y urgente centrada en la vida. La innovación para la adaptación se soporta sobre un eje central: una sociedad con menos emisiones de carbono es posible. La transición energética hacia energías renovables es posible. Una sociedad que conciba al desarrollo como un proceso centrado en las personas y no en los objetos (Max Neef, Elizalde, 1998) es posible. Por eso impulsamos la idea de un bienestar bajo en carbono. Y acogemos pensamientos como "economía del bien común" (Felber, 2012). Desarrollo a escala humana (max Neef Elizalde, 1998) y Decrecimiento (Latouche, 2002),

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Klimaforum Latinoamérica Network para agregar comentarios!

Participar en Klimaforum Latinoamérica Network

© 2017   Creado por KLN.   Tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio